El Espinal, seguimos compartiendo dones!

¡Seguimos compartiendo dones! En el marco del convenio de desarrollo y reciprocidad con AMU, Norma y Juan dictarán cursos sobre teñido y telar. Los mismos se realizaran en comunidades donde estén  las condiciones para llevar a cabo esta actividad y exista interés de incursionar en el oficio. Compartimos la experiencia de lo que fue el primer taller en “El Espinal” (Provincia de Salta).

Salimos de nuestro Valle, Santa María, el sábado a la una y media de la mañana, pasamos por Tucumán y ahí nos trepamos en el “San Pedreño” para ir hacia Trancas donde nos recogería Miguel.

En El Jardín nos esperaba Alcira para llevarnos a Potrerillos, a la casa de Catalina. Nuestra anfitriona nos acogería con la habitación preparada y hasta con la comida servida en la mesa. ¡Con Juan, mi esposo, sentimos que llegábamos a nuestra casa!

12376862_664676873670036_6860546796039838659_n

El punto de encuentro y de intercambio de aprendizajes sería el hogar de Doña Benita. Una casa llena de la amabilidad, disponibilidad y generosidad al igual que su dueña.

Poco a poco comenzó a llenarse. Empezaron a llegar las señoras junto a sus niños, todos muy alegres, dispuestos a comenzar.

Nos presentamos y contamos lo que haríamos ese fin de semana. Explicamos que el taller tendría varias etapas: teñir, tejer y por último, hacer licores.

Comenzamos intentando identificar las plantas naturales de la zona que sirven para teñir, y nos dimos cuenta  que las mujeres sabían perfectamente cuáles eran, pero desconocían cómo utilizarlas. Luego teñimos con tintas artificiales que combinadas con las naturales quedaron muy lindas.

Además aprendimos a tejer en un telar con clavos alrededor. En ese momento me di cuenta que no había llevado el mismo telar que utilizaban ellas. Pero doña Benita nos consiguió los elementos necesarios para construir uno igual: madera, pinza, martillo, clavos y ¡Manos a la Obra! Las mujeres con la ayuda de Juan comenzaron a fabricarlo.

12670724_664679100336480_4196830569041019976_n

Mientras yo me lamentaba por no haber llevado el telar correcto, de pronto alguien comentó: “es mejor que haya sido así, para que nosotras descubramos los materiales que tenemos para construirlo”

También, Doña Pilar nos enseñó a tejer “peleros”, un arte ancestral que se está perdiendo y que muy pocas personas saben hacerlo. Ella le propuso a la comunidad ser la proveedora de lana he hilos teñidos para aquellos que quieran trabajar y realizar artesanías.

1794779_664597130344677_4357234948805764957_n

El entusiasmo creció aún más cuando comenzamos con los licores. De la misma forma que hicimos con el teñido, fueron nombrando las plantas curativas del lugar. Con Juan habíamos llevado licores de nuestra producción y también un litro de aguardiente que lo usamos para la experiencia de tres sabores.

12931164_664597223678001_5722129428559359832_n

Finalmente nos quedamos con la sensación de que el tiempo fue poco pero PLENO. Vi mucha alegría en el rostro de las mujeres. Y cerramos el taller concluyendo que lo aprendido en este poco tiempo vale la pena si se lo pone en práctica, si nos sirve para ayudarnos en la economía de la casa. Y además, para trasmitirle  a nuestros hijos la riqueza que llevamos dentro, que nos fue donada desde siempre ¡¡Valemos por lo que somos!!

Estoy feliz de poder compartir lo que Dios me ha regalado a lo largo de la vida. Siento que ha sido fructífero.

Norma Vega

Galería de Fotos

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s