Nuevas obras en El Espinal

El día 3 de junio se concluyeron las obras de refacción del baño de la sede de la Asociación Mujeres de El Espinal, la misma se realizó con los aportes de los socios, quienes para obtener los fondos realizaron una rifa, donaron materiales y dinero en efectivo para conformar un fondo que permitió cubrir los gastos de la construcción y el pago de la mano de obra.

Galería de fotos: antes, durante y después…

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Este trabajo es una de las primeras acciones que se realizaron de manera colectiva luego de la intervención del nuevo técnico en el mes de enero (2017) en donde se fijó como objetivo principal el fortalecimiento institucional de la Asociación, que implicó durante estos meses la regularización de documentación, el fortalecimiento de espacios asociativos, la gestión de recursos, capacitaciones, talleres de roles y funciones de la organización, entre otras acciones.

Esta obra permitirá a los socios contar con instalaciones sanitarias en muy buen estado y además es fruto del esfuerzo de sus socios.

Sobre La Asociación Mujeres de El Espinal:

logos-ok_1-copia-3-1

El grupo surge en 1989 en el paraje “El Espinal” (Dpto. La Candelaria – Provincia de Salta) con el fin de revalorizar el trabajo de la mujer campesina. La multiplicidad de ocupaciones que tiene la mujer rural: el cuidado y la educación de los hijos, la preparación de los alimentos, la alimentación de los animales, la producción de la huerta para consumo doméstico, el apoyo a sus esposos en la producción del tabaco -desde el semillado hasta su cosecha-  todo era invisibilizado y poco valorado por su entorno familiar y hasta por ellas mismas. 

El hogar fue por mucho tiempo el único ambiente donde se desarrollaban. No tenían ninguna participación social, el mundo público era exclusivo del hombre. Y la única intervención en la vida comunitaria se daba en las esporádicas reuniones de padres o en las fiestas patronales.

Cuentan que con el paso del tiempo se percataron que ¡Les faltaba todo!”.  La escuela primaria apenas contaba con un aula y un techo precario donde los niños comían. No contaban con un camino adecuado para comercializar sus productos. Tampoco había un puesto sanitario con atención médica. Ni qué decir de la falta de agua potable, luz y gas.

Sin ser consientes todas estas necesidades fueron el puntapié inicial para el nacimiento de un emprendimiento social-comunitario. Priorizaron sus necesidades: el servicio de salud y la educación de sus hijos fue lo primero. Luego la luz eléctrica y el transporte. Y por último el agua corriente. Mientras tanto también se ocupaban de proyectos productivos, de especializarse en apicultura y en asistir a capacitaciones que ofrecían algunas entidades públicas.

El hecho de no contar con recursos económicos las fortaleció y les exigió desarrollar su “creatividad colectiva” para lograr mejorar la calidad de vida de sus familias y de todo el paraje.

A casi 30 años de su nacimiento, ese grupo informal de mujeres se convirtió en una Asociación que nuclea a 37 socios, donde también participan hombres. Este grupo asociativo –como toda organización- pasó por muchas etapas, algunas de mucha pruebas y otras de grandes frutos y logros colectivos.

Hoy, gracias al acompañamiento del Programa y de otros actores, la Asociación se encuentra fortaleciendo su estructura institucional para poder dar respuesta a los nuevos desafíos y necesidades de sus socios.

dsc_3595
La Asociación Mujeres de El Espinal, año 2016. 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s